¿Por qué el empleo es empleo?

Cuando consigo un empleo, alguien me emplea. Antes no tenía empleo, es decir, no tenía uso, no servía para nada. Pero el empleo también lo acepto, o sea, que me empleo a mí mismo. A la vez que empleado, también soy empleador. Cómo soy empleado por los otros, por mí mismo, ¿tiene algo que ver con el empleo que hago de los demás? ¿Es posible romper el círculo? Si mi relación con los demás es de empleo, las suya conmigo no puede ser ya otra, y tampoco la mía conmigo mismo. La alienación laboral deriva entonces en alienación social.

Terror filosófico

15 días en agosto

Esta animación ha inventado un género: el terror filosófico. Suerte que sólo es una ficción… ¿o no? Habrá quien vea aquí un canto a la creatividad infantil. Pero lo que en el niño es lúdico, en el adulto es ludopático. Peter Pan siempre ha resultado un personaje siniestro.

Ficha didáctica